La etapa cubana de Santiago Ramón y Cajal

Aragoneses Ilustres

RyC

Santiago Ramón y Cajal opositó a Sanidad Militar tras finalizar su licenciatura de Medicina en 1873. Su carácter marcadamente españolista y su excelente forma física le hicieron participar en la tercera guerra carlista con el empleo de teniente médico, y en la guerra de Cuba con el de capitán (Primer Ayudante Médico). Fue en abril de 1874 cuando Santiago recibe la orden de trasladarse a Cuba. Su estancia en Cuba estuvo marcada por las penalidades y la enfermedad. El declive de la política colonialista de España, la guerra en un clima y ambiente hostiles y la corrupción de los mandos militares hicieron que Santiago estuviera destinado en pleno teatro de operaciones dentro de un rígido sistema logístico de ‘trochas’, que
acabaría en un fracaso militar y a la posterior pérdida de la colonia. Desencantado y gravemente enfermo de malaria, que estuvo a punto de causarle la muerte, regresó a España con licencia por enfermedad. Poco después ingresó como docente universitario de la mano del Dr. Jenaro Casas, lo cual supuso el fin de su carrera castrense.
El que fuera capitán médico Ramón llegó a escribir: ¡Asombra e indigna reconocer la ofuscación y terquedad de nuestros generales y gobernantes, y la increible insensibilidad con que en todas épocas se
ha derrochado la sangre del pueblo! ¡Qué pena de pensar en la absoluta irresponsabilidad de que gozaron nuestros ineptos generales y nuestros egoistas ministros!

Tomado de Santiago Ramón y Cajal, de Dorothy F.Cannon pág 88 México, 1951

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s