Juan Tomás Porcell, un médico aragonés natural de Cagliari

Aragoneses Ilustres, Sin categoría

Porcell

Grabado de una necropsia del libro “Información y curación de la peste de Zaragoza, y preservación contra la peste en general” de Juan Tomás Porcel 1565).

En marzo de 1564 comenzó una epidemia de peste en Zaragoza, tan terrible que a partir de entonces aquel sería conocido como el “año de las muertes”. El médico Juan Tomás Porcell, natural de Cagliari (1528), la capital de Cerdeña, entonces provincia aragonesa, se hizo cargo de los ochocientos apestados que se amontonaban en el Hospital de Nuestra Señora de Gracia (que estaba en lo que ahora es la manzana del Banco de España) inatendidos al haber fallecido los médicos encargados y al resultar infructuosa la llamada de los Jurados de la ciudad a la Cofradia de San Cosme y San Damián para que presionara a sus adscritos y estos se hicieran cargo. A raíz de la experiencia del médico sardo (que incluía la realización de autopsias de los apestados, algo absolutamente novedoso y que puede verse en la imagen). El doctor Porcell que había estudiado Medicina en la Universidad de Salamanca, donde tuvo como maestros a Lorenzo de Alderete y a Cosme de Medina, elgió Zaragoza para ejercer la medicina porque como él decía “la ciudad era el mejor y más hermoso lugar en donde hubiese de hacer asiento y morada” y en esta ciudad escribió “Información y curación de la peste de Zaragoza, y preservación contra peste en general”, un libro que constituye una de las cumbres de la medicina del Renacimiento con la introducción de hábitos clínicos modernos, indicadores de una nueva actitud frente a la enfermedad, y la utilización de datos anatomopatológicos como fundamento de su propia experiencia clínica.

Porcell no sólo asistió a estos enfermos , sino que realizó un sistemático estudio anatomopatológico de los apestados fallecidos, adquiriendo con ello su mejor conocimiento de esta enfermedad epidémica , así como una base que le permitió modificar la orientación terapéutica tradicional, oponiéndose a las sangrías, a las purgas y a la precoz e indiscriminada apertura de los abscesos. Otro rasgo de su modernidad es el continuo recurso que hace de los datos estadisticos para fundamentar sus opiniones.

Según la Gran Enciclopedia Aragonesa con toda posibilidad murió en Zaragoza en una fecha anterior a 1583.

Gracia

Hospital Nuestra Señora de Gracia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s