Urbano Orad Gajías

Aragoneses Ilustres

Orad

El día 27 de julio de 1893 se reconoció al médico mayor don Urbano Orad Gajías durante la retirada efectuada desde El Cacao (Cuba) , en premio a su heroismo, con la concesión de la Cruz Laureada de San
Fernando , convirtiéndose en el primer laureado del Cuerpo de Sanidad Militar.
Poco se sabe de la biografía de este insigne aragonés. Algunos datos se apuntan en esta breve biografía. Si se consultan documentos de esos años se pueden encontrar datos contradictorios.

Urbano Santos Orad Gajías nació en Alfajarín (Zaragoza) el 31 de octubre de 1849. Fue hijo de José Orad y Antio y de Doña María Gajías y Calvete. A la muerte de su padre, contando 18 años de edad, se traslada a Zaragoza en compañía de su madre y de sus tres hermanos, Cursó estudios de Medicina en Zaragoza y obtuvo el grado de licenciado en 1876.
Casó en Cuba en 1885 con una joven, doña Blanca Rosa de la Torre, Condesa de Jurienne, de 18 años cuando él tenía ya 35. Se dice que tuvo numerosos hijos.
Su carrera como médico militar se inicia en 1877 al aprobar la oposición. Aún no había cumplido los 28 años. Es destinado como médico Segundo al Teatro de Operaciones del Norte, al Regimiento de León, con base en Guernica, y al Regimiento Vizcaya de Zaragoza. El 27 de diciembre del mismo año es nombrado por sorteo Médico Primero de Ultramar en la isla de Cuba. Es destinado al Batallón de Navas.
En octubre de 1881 es ascendido al grado de Médico Mayor. Hasta entonces había obtenido felicitaciones militares pero de índole colectiva: Benemérito de la Patria por tomar parte en las operaciones de la primera guerra de la isla y felicitación como consecuencia de una epidemia de fiebre amarilla cuando formaba parte del Hospital Militar de San Ambrosio.
El 13 de mayo de 1885 se le concede el regreso a la peninsula por haber cumplido el tiempo de permanencia obligatorio. Tras su regreso es destinado al Regimiento de Infanteria Galicia, en Zaragoza.
En marzo de 1889 es destinado al Regimiento de infanteria de Malaga, en Melilla. Durante su estancia en esta ciudad participó en numerosas acciones.
Por no se sabe que razones y comenzadas las hostilidades en Filipinas solicitó ser destinado voluntariamente al lugar de combate y de no ser posible que lo mandaran a Cuba. Y a Cuba fue a parar.
Allí es destinado al Hospital Militar de Bayamo y desde allí se le destaca al Batallón nº 6 de Bara que se encontraba sin médico. Prestando ese servicio tuvo lugar la acción por la que mereció se propuesto para “La Laureada”. Fruto de una escaramuza se encuentran envueltos en una encerrona en “El Cacao” en
donde son atacados por todas partes. Puestos a la defensiva logro contener el ataque con muy pocos efectivos y con los heridos. El mismo sufrió heridas de consideración.
Se cuenta que a su regreso de Cuba presento como ofrenda sus muletas a Nuestra Señora de los Montes Blancos, de la que era muy devoto.
Murio en Madrid el 16 de febrero de 1935

Cruz

La Cruz laureada de San Fernando es la máxima condecoración militar española al valor heroico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s