Santuario de Nuestra Señora de Zaragoza la Vieja

Rincones zaragozanos, Tradiciones y Leyendas de Aragón

Ermita 5

Santuario de Nuestra Señora de Zaragoza La Vieja

A unos 14 kilómetros de la ciudad de Zaragoza, aguas abajo del Ebro,  se encuentra este santuario.  El actual templo data del siglo XVII. Durante la Guerra civil fue utilizada la iglesia como cuartel de las tropas moras que operaban en el sector del Ebro dejándola completamente en ruinas. Hoy en día luce remozada dentro de la urbanización Virgen de la Columna, en el Burgo de Ebro.

Según la tradición, en una de las persecuciones que padeció Zaragoza, no se sabe si en la de los Gentiles o Árabes, los cristianos que habitaban en el sitio donde hoy está la Iglesia de San Miguel y que veneraban, en una devota y humilde capilla de paja y barro, la imagen de Nuestra Señora, fueron expulsados, permitiéndoles habitar en el término conocido como El Burgo, donde cultivaban los campos de aquella ribera, contentos,  pero tristes por alejarse de la Santa Imagen que veneraban.

Ermita 6

Interior del Santuario

Pero en una tarde del mes de mayo de año indeterminado, un zagal que apacentaba su ganado, al dirigirse a encerrarlo en el corral, las ovejas se pararon ante una grandes matas de esparto negándose a seguir, a pesar de la insistencia de los perros y el pastorcillo. Se adelantó el zagal a la cabeza del ganado y quedó maravillado, al contemplar entre las matas de esparto una imagen de la Virgen rodeada de un halo luminoso. Conocido el hecho por los vecinos del Burgo decidieron edificar en el lugar una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de Zaragoza la Vieja, y se continuó allí el culto hasta nuestros tiempos, “experimentándose entonces y ahora singulares prodigios de Nuestra.Señora, a cuya sombra vivieron aquellos antiguos cristianos zaragozanos.” Algunos han afirmado que la Santa Imagen que apareció en este sitio fue la misma que antes veneraron aquellos cristianos expulsados.

La ermita de Nuestra Señora de Zaragoza la Vieja perteneció durante siglos a la parroquia de San Miguel, llamada de los Navarros (por asentarse en ese lugar los guerreros navarros que acompañaron a Alfonso I el Batallador en la conquista de Zaragoza), de la capital, hasta que las gestiones del párroco de El Burgo de Ebro cerca del arzobispo consiguieron que pasara de forma perpetua a pertenencia municipal, por Decreto de 8 de mayo de 1972.

Ermita 2

Nuestra Señora de Zaragoza La Vieja.  Finales del S.XIII
Dimensiones: 71 x 28 x 28 cm.

Una vez restaurada la imagen, dado su gran valor, se procedió a hacer una réplica fiel, que es la que se conserva en la Ermita, en tanto que la original se custodia en la exposición permanente del Museo Diocesano de Zaragoza.

En la ermita se han hallado restos de la época Imperial romana y denarios de plata de la Huesca ibérica, que actualmente se encuentran en el museo Parroquial.

Muy cerca de la ermita se halla el yacimiento de La Cabañeta, interesante yacimiento celtibero y romano..  Recibe este nombre por estar junto a la zona por donde discurre la Cabaña Real. En el terreno se han identificado una zona de termas y otra de almacenes, inscripciones latinas, monedas, vasijas, objetos de cocina, piezas metálicas, vasijas y restos de templos, casas y fortificaciones de defensa, aunque queda gran zona sin excavar.

Fundado el asentamiento sobre el siglo II antes de Cristo, es muy posible que fuera la ciudad de la Castra Aelia que cita el historiador Tito Livio al relatar la campaña del general romano Sertorio por tierras hispanas en el año 77 a. C. Es un asentamiento grande que ocuparía unas 20 hectáreas en su zona cerrada.
Pero lo curioso son las leyendas que se cuentas de este lugar. Dicen algunas voces que este es el lugar en donde se asentaba realmente la ciudad importante de toda la zona del Ebro medio romano en el principio de nuestra era. Y que en esta ciudad era donde vivía el Apóstol Santiago cuando la Virgen del Pilar se le apareció a las orillas del río Ebro, y no en el actual emplazamiento de la ciudad de Zaragoza, distante a una docena de kilómetros.
Por estas leyendas, esta ermita dedicada a la virgen de Zaragoza la Vieja, lleva este nombre que puede parecer curioso, haciendo mención a que este lugar sería donde se encontrar realmente la ciudad de “¿la actual Zaragoza?” más vieja que la que estaba en la actual ubicación, conocida por Caesaraugusta. Leyendas que tal vez con más años de investigación se logren aclarar o resolver.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s