Tren de noche a Lisboa, una pelicula de Bille August

Medi-Cine

night_train_to_lisbon-952118896-large

Pelicula basada en la novela nomónima de Pascal Mercier. En ella el profesor de latín Raimond Gregorius (Jeremy Irons) encuentra un día en Berna, en el puente de Kirchenfield, a una portuguesa que está a punto de tirarse a las aguas del Aar. Sin pensarlo, interviene y la salva. La lleva consigo, pero la chica desaparece sin dejar más rastro que un impermeable y un libro de un autor portugués. Raimond coge el tren para Lisboa con el propósito de conocer al misterioso escritor, Amadeu do Prado, médico que forma parte de la resistencia portuguesa a la dictadura , cuyo libro plantea las cuestiones que desde hace años lo atormenta.

Interpretes: Jeremy Irons, Bruno Ganz, Lena Olin, Christopher Lee, Mélanie Laurent

 

De los zapatos viejos al pie de atleta. — Un dermatólogo en el museo

Sin categoría

Vincent Van Gogh Zapatos viejos con cordones(1886)Óleo sobre lienzo. 37,5 x 45 cm.Museo Van Gogh. Amsterdam. Son unos zapatos viejos abandonados. Los lazos están desabrochados, medio salidos de sus orificios, pero según Derrida, esbozan un nudo, casi como una trampa vacía, preparada para atrapar algo. El lazo se sitúa casi donde suele ir la firma, mientras…

a través de De los zapatos viejos al pie de atleta. — Un dermatólogo en el museo

Leyenda de la carrasca de Lecina

Tradiciones y Leyendas de Aragón

Castañera

Carrasca milenaria de Lecina “La Castaññera” Fotografa joseacuenca

En el pequeño pueblo de Lecina, situado en el corazón de la Sierra de Guara, vive uno de los árboles más hermosos de Aragón. Por eso desde aquí queremos invitar a todo el mundo a que venga a conocerla y disfrute de su belleza.
Cuenta la leyenda que hace muchos años Lecina estaba rodeada de impenetrables bosques de encinas y robles, que servían de refugio a osos, lobos y sobre todo a brujas. Éstas eran temidas por los lugareños porque causaban innumerables desgracias, como muertes de animales y personas, enfermedades, tormentas, etc.
Por el contrario las carrascas del bosque estaban contentas porque así las gentes del lugar no se atrevían a entrar en él y coger leña.
Pero la más joven de las encinas estaba muy disgustada, pues veía que el bosque tenía muy mala fama y sentía pena por los habitantes del pueblo. Disgustada por todo esto no dejaba que ninguna bruja se refugiase en sus ramas.
También eran frecuentes las discusiones con los demás árboles. Las brujas, que oyeron las protestas de la joven , decidieron por un tiempo ir a otra parte y quisieron agradecer a las carrascas más viejas el apoyo prestado concediéndoles todo lo que desearan. Un grupo de árboles, que eran muy presumidos, quisieron que sus ramas y hojas fueran de oro. Otras encinas deseaban desprender uno de los más deliciosos perfumes. Y por último, otras pidieron que sus hojas fueran brillantes y de cristal. Unicamente la pequeña encina quiso continuar siendo como siempre.
Transcurridos tres días desde que las brujas abandonaron el bosque comenzó una fuerte tormenta de viento y nieve. De repente, como si millones de copas cayeran al suelo, los árboles de cristal quedaron hechos añicos y terminaron muriendo.
Otro día, por allí cerca, pasaba un pastor con su rebaño y no pudo hacer nada para detener a sus ovejas que se lanzaron como flechas a comer las hojas aromáticas.Después los del pueblo cortaron esas encinas para alimentar a sus ganados.
Sólo quedaban los árboles convertidos en oro, que no tardaron en ser desmenuzados por ladrones y vecinos, lo que dio gran riqueza al pueblo.
De todo lo que fue el bosque únicamente sobrevivió el arbolito más joven y que desde entonces todos respetaron y dejaron crecer. Es la misma carrasca que hoy contemplamos y que a pesar de los muchos años que tiene continúa dando bellotas muy sabrosas, por lo que es llamada la Castañera.

Los héroes olvidados, de Antonio Villanueva Edo

Mi Biblioteca

héroes

Las condiciones de una época, primeros años del siglo XIX, hicieron que la mayor hazaña de la historia de la medicina española, como la ha deficido el autor, pasase desapercibida prácticamente hasta nuestros días

Con el estilo narrativo de una crónica documental -y uas cuantas aventuras de cosecha propia- Antonio Villanueva Edo, médico e historiador, explica el día a día de los médicos, enfermeros y marineros, entre 1803 y 1806, durante la Expedición Filantrópica de la Vacuna.

A comienzos del siglo XIX, Carlos IV podría haber pasado a la posteridad por una hazaña médico humanitaria. Tras conocer los estragos que estaba provocando la viruela entre la población indígena de América y Filipinas. El Rey hizo fletar en el puerto de La Coruña el navío “María Pita” con la misión de zarpar hacia el Nuevo Continente. A bordo viajaba un equipo de profesionales sanitarios, encabezados por el alicantino Francisco Xavier Balmis, dispuestos a erradicar la enfermedad extendida por los conquistadores procedentes de Europa, donde ésta era endémica.

De agradable lectura, este libro está llamado a convertirse en un inmejorable instrumento de divulgación de uno de los mejores episodios de la medicina española.

Los Héroes Olvidados, de Antonio Villanueva Edo. Roca Editorial de Libros S.L. Barcelona 2010

.

 

Joven mendigo, de Bartolomé Esteban Murillo

ArsMedica

Joven mendigo

Joven mendigo o Niño espulgándose es una obra de Bartolomé Esteban Murillo situada entre 1645-1650.

Se trata de un óleo sobre lienzo que mide 137 x 115  cms. Se encuentra actualmente en el Museo del Louvre, de Paris (Francia), donde se exhibe con el titulo de Le jeune mendiant. Fue adquirido en 1782 para las colecciones reales de Luis XVI.

Murillo ha sido mundialmente conocido por ser el pintor barroco de las Inmaculadas, pero en su extensa obra, también realizó un tipo de pintura realista y de carácter social. Plasmó en sus lienzos niños mendigos y personas desamparadas; niños mendigos y algo pícaros, descalzos y malvestidos, como fiel reflejo de las profundas diferencias sociales de la época barroca donde Murillo actúa como cronista social especialmente dotado de una mirada crítica.

 

Ante todo no hagas daño, de Henry Marsh

Mi Biblioteca

Ante todo no hagas daño_135X220

Henry Marsh —uno de los neurocirujanos más eminentes de Gran Bretaña— traslada la esencia de una de las especialidades médicas más difíciles, delicadas y fascinantes que existen. Su libo ha cautivado y conmovido tanto a los críticos más exigentes como a todo tipo de lectores.

En  poco tiempo tras su publicación se convirtió en uno de los libros mejor posicionados en las listas  del Sunday Times y el New York Times. Escogido «Mejor Libro del Año» por el Financial Times y The Economist, obtuvo los premios PEN Ackerley y South Bank Sky Arts y fue finalista del Costa Book Award, el Guardian First Book Award y el Samuel Johnson de no ficción.

A los mandos de un microscopio ultrapotente y un catéter de alta precisión, el doctor Marsh se abre camino por los intersticios del cerebro. Con frecuencia, de su pericia y de su pulso dependen que un paciente recupere la visión o acabe en una silla de ruedas. Hay días en los que salva vidas, pero también hay jornadas nefastas en las que un pequeño error o una cadena de infortunios lo hacen sentirse el ser más desdichado sobre la faz de la Tierra.

Cada vez que abre un cráneo para operar un cerebro, el doctor Henry Marsh no deja de maravillarse y preguntarse ante el último e impenetrable misterio: “¿De dónde surge la conciencia? ¿Cómo se genera el pensamiento? ¿Es la materia, es la química o es la electricidad?”.

Mucho más cercano a una confesión personal que a una autobiografía complaciente con el autor, este libro —cuyo título se inspira en el juramento hipocrático— supone un auténtico alarde de valentía y de honestidad intelectual, un relato vibrante y luminoso que logra remover nuestros sentimientos más profundos y ensanchar nuestro umbral de sabiduría y compasión.

Cibercondría

Medicina y Salud Pública

Cibercondría

Curioso término. Internet proporciona el acceso a una abundante fuente de información médica. Esta información, sin duda, puede ayudar a las personas a entender mejor tanto la salud como la enfermedad. Sin embargo, esta puerta abierta en internet tiene el potencial de aumentar la ansiedad de las personas que tienen poca o ninguna formación médica, sobre todo cuando la web se emplea de forma compulsiva como un procedimiento de diagnóstico basado en unos hipotéticos síntomas. Este binomio de exceso de información, por un lado, y de falta de suficiente criterio para su gestión, por otro, puede generar un nuevo tipo de enfermedad que se ha bautizado como cibercondría por su parentesco con la hipocondría.

La cibercondría es un término acuñado por los investigadores Ryen White y Eric Horvitz de Microsoft Research para referirse a la escalada de infundada preocupación que pueden generar unos determinados síntomas como resultado de la búsqueda en la literatura médica que se puede encontrar en internet.Los afectados por la cibercondría suelen autodiagnosticarse, a causa de la fe ciega en Internet, y suelen recurrir también a la automedicación basándose en aquello que han leído en sus pantallas.

Ambulancia IVECO Daily 4 x 4

Medios de Transporte de Enfermos y Heridos

cache_2463449-1

La  marca carrocera Rodriguez Lopez presentó un nuevo carrozado de una ambulancia militar que posiblemente pueda ser adquirida por el Ministerio de Defensa de España, en sustitucion de las que ya posee.

Se trata de una ambulancia 4X4 con un chasis IVECO DAILY, en el cual la cabina viene separada de la celula asistencial.

cache_2463621

El interior de la celula sanitaria posee una gran amplitud para trabajar, asi como una distribucion acorde a como se esta acostumbrado a trabajar en la Sanidad Militar.

Dispone de una bancada adaptada al trabajo de campo, asi como una camilla americana.

El resto de la celula sanitaria no difiere mucho de las ambulancias que se usan en el medio civil.

IVECO interior