Pedro Alfonso

Aragoneses Ilustres

pedro-alfonso

Supuesto retrato de Pedro Alfonso recogido en el Liber Chronicarum cum figuris, incunable que desgrana una galería de notables filósofos, reyes, santos, poetas y sabios, publicado en 1493.

Rabbí Moisés Sefardí (1076 ?-1140 ?) nació en Huesca cuando todavía estaba bajo dominio musulmán.

Fue criado en la religión judía pero también educado dentro de un entorno musulmán. Conocía por lo tanto muy bien los textos bíblicos y la tradición filosófica proveniente del Islam. La ciudad de Huesca fue reconquistada por los cristianos en el 1096. Diez años mas tarde Moises Sefardí fue bautizado el día de san Pedro (29 de junio) del 1106. Tomó el nombre de Pedro por haber sido bautizado en su día y el de Alfonso en reconocimiento a su padrino el Rey Alfonso I de Aragón (Petrus Alphonsi = Pedro hijo de Alfonso). Ya en ese momento era un hombre culto y conocedor de las diversas tradiciones filosóficas y teológicas hispanas. Cultivó varias ciencias, entre ellas la medicina. Fue médico personal del Rey Alfonso. Sabemos que poco después de su conversión hizo un viaje a Inglaterra como “magister” en artes liberales, sobre
todo en Astronomía, teniendo como discípulo al prior del monasterio de Malvern, que aprendió con él el sistema de graduación astronómica arabe.

Pedro parece que regreso a Zaragoza alrededor de 1121, y con
posterioridad a esta fecha se rastrea su presencia en Tudela. Murió en torno al 1140.

Pedro Alfonso representa uno de los ejemplos preclaros de lo que ha querido llamarse la “España de las tres culturas”. Tres reinados se suceden dentro de la trayectoria vital de Pedro Alfonso: los de Sancho Ramirez (1043-1097), Pedro I (1068-1104) y Alfonso I (1073-1134). Se trata de una época de grandes cambios históricos y de una importancia cultural excepcional, con un intercambio muy intenso entre los mundos cristiano, judio y musulmán. Conviene recordar que en la segunda mitad del siglo XI, Zaragoza se
convierte en refugio de los más prestigiosos intelectuales de Al-Andalus. Pedro Alfonso, judio converso, contribuirá decididamente a la labor de transmisión de esa cultura hispanomusulmana.

En torno a las obras de Pedro Alfonso ha existido abundancia de especulaciones. Parece seguro que escribió “Diálogos contra los judíos”, una variada obra científica, y la “Disciplina Clericalis”, miscelánea de cuentos y setencias de amplísima difusión y sin duda su obra más famosa.

alfonso_i_de_aragon_por_pradilla_1879

Alfonso I de Aragón, por Francisco Pradilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s