En el poder y la enfermedad, de David Owen

Mi Biblioteca

Poder y enfermedad

Esta obra es una provocadora observación del mundo de la política; un profundo comentario sobre la relación entre personalidad y conducta y sobre la naturaleza y consecuencias del liderazgo político».
The New England Journal of Medicine

En el poder y en la enfermedad trata de la interrelación entre la política y la medicina. El autor se declara fascinado por ella y la ha analizado en ambos campos. La enfermedad en personajes públicos suscita importantes cuestiones: su influencia sobre la toma de decisiones, los peligros de mantener en secreto la dolencia o la dificultad para destituir a los dirigentes enfermos.

Como médico, el autor tuvo ocasión de ver las tensiones de la vida política y sus consecuencias; como político, se fijó en los dirigentes que no padecen dolencias mentales pero desarrollan el «síndrome de hybris» o embriaguez del poder: persistencia en el error e incapacidad para cambiar. Este libro estudia las enfermedades padecidas por Jefes de Estado y de Gobierno como John F. Kennedy, el Sha de Persia o Mitterrand, entre otros.

Un libro de interesante lectura que además de entretener, enseña

Los heroes olvidados, de Antonio Villanueva Edo

Mi Biblioteca

los-heroes-olvidados

Las condiciones de una época, primeros años del siglo XIX, hicieron que la mayor hazaña de la historia de la medicina española, como la ha deficido el autor, pasase desapercibida practicamente hasta nuestrosdias.

Con el estilo narrativo de una crónica documental -y unas cuantas aventuras de cosecha propia- AntonioVillanueva Edo, médico e historiador, explica el día a día de los médicos, enfermeros y marineros, entre 1803 y 1806, durante la Expedición Filantrópica de la Vacuna.

A comienzos del siglo XIX, Carlos IV podría haber pasado a la posteridad por una hazaña médicohumanitaria.

Tras conocer los estragos que estaba provocando la viruela entre la población indígena de
América y Filipinas. El Rey hizo fletar en el puerto de La Coruña el navío “María Pita” con la misión de zarpar hacia el Nuevo Continente. A bordo viajaba un equipo de profesionales sanitarios, encabezados por el alicantino Francisco Xavier Balmis, dispuestos a erradicar la enfermedad extendida por los conquistadores procedentes de Europa, donde ésta era endémica.

De agradable lectura, este libro está llamado a convertirse en un inmejorable instrumento de divulgación de uno de los mejores episodios de la medicina española.

Los Héroes Olvidados, de Antonio Villanueva Edo. Roca Editorial de Libros S.L. Barcelona 2010

 

El médico rural, de Felipe Trigo

Mi Biblioteca

el-medico

“Esteban, un joven médico sin experiencia, se traslada con su esposa y su hijo a un pequeño pueblo de Sierra Morena, donde ejercerá su profesión por primera vez. El joven tendrá que dominar sus inseguridades, a la vez que supera sus diferencias con los habitantes del pueblo y sus costumbres. El médico rural, es una de las obras más relevantes de Felipe Trigo, que junto a Jarrapellejos, se ha etiquetado de «novela de crítica social». En este caso, el autor deja en segundo plano el erotismo, tema principal en
otras novelas, para centrarse en analizar en profundidad la vida rural española de la época. Se considera una novela con rasgos autobiográficos que se completa con la historia que el autor inició en la obra En la carrera. «(…) Aguardaba Esteban, pálido, con toda su universitaria ciencia puesta en conflicto de total inutilidad y de fracaso ante estas vulgares indisposiciones que cuando pequeño y sin necesidad de médico a él mismo curaba su madre…
Felipe Trigo, El médico rural, 1912.
El médico rural, es una de las obras más relevantes de Felipe Trigo, autor desconocido para muchos, ha sido un agradable descubrimiento para mi. Capitulo tras capitulo todos los médicos que hemos sido jóvenes hace ya muchos años y que hemos ejercido enfrentándonos a los pacientes y a sus enfermedadesnos vemos reconocidos en la trayectoria en una lectura amena y agradable.

medico-rural

Monumento en Potes (Cantabria) promovido y costeado por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Cantabria. Su autor, Ramón Ruiz Lloreda, era médico, escritor, pintor y escultor, y con esta obra ganó el premio de la Unión de Médicos Artistas. Tomado de medicina fuera de la medicina

Los héroes olvidados, de Antonio Villanueva Edo

Mi Biblioteca

héroes

Las condiciones de una época, primeros años del siglo XIX, hicieron que la mayor hazaña de la historia de la medicina española, como la ha deficido el autor, pasase desapercibida prácticamente hasta nuestros días

Con el estilo narrativo de una crónica documental -y uas cuantas aventuras de cosecha propia- Antonio Villanueva Edo, médico e historiador, explica el día a día de los médicos, enfermeros y marineros, entre 1803 y 1806, durante la Expedición Filantrópica de la Vacuna.

A comienzos del siglo XIX, Carlos IV podría haber pasado a la posteridad por una hazaña médico humanitaria. Tras conocer los estragos que estaba provocando la viruela entre la población indígena de América y Filipinas. El Rey hizo fletar en el puerto de La Coruña el navío “María Pita” con la misión de zarpar hacia el Nuevo Continente. A bordo viajaba un equipo de profesionales sanitarios, encabezados por el alicantino Francisco Xavier Balmis, dispuestos a erradicar la enfermedad extendida por los conquistadores procedentes de Europa, donde ésta era endémica.

De agradable lectura, este libro está llamado a convertirse en un inmejorable instrumento de divulgación de uno de los mejores episodios de la medicina española.

Los Héroes Olvidados, de Antonio Villanueva Edo. Roca Editorial de Libros S.L. Barcelona 2010

.

 

Ante todo no hagas daño, de Henry Marsh

Mi Biblioteca

Ante todo no hagas daño_135X220

Henry Marsh —uno de los neurocirujanos más eminentes de Gran Bretaña— traslada la esencia de una de las especialidades médicas más difíciles, delicadas y fascinantes que existen. Su libo ha cautivado y conmovido tanto a los críticos más exigentes como a todo tipo de lectores.

En  poco tiempo tras su publicación se convirtió en uno de los libros mejor posicionados en las listas  del Sunday Times y el New York Times. Escogido «Mejor Libro del Año» por el Financial Times y The Economist, obtuvo los premios PEN Ackerley y South Bank Sky Arts y fue finalista del Costa Book Award, el Guardian First Book Award y el Samuel Johnson de no ficción.

A los mandos de un microscopio ultrapotente y un catéter de alta precisión, el doctor Marsh se abre camino por los intersticios del cerebro. Con frecuencia, de su pericia y de su pulso dependen que un paciente recupere la visión o acabe en una silla de ruedas. Hay días en los que salva vidas, pero también hay jornadas nefastas en las que un pequeño error o una cadena de infortunios lo hacen sentirse el ser más desdichado sobre la faz de la Tierra.

Cada vez que abre un cráneo para operar un cerebro, el doctor Henry Marsh no deja de maravillarse y preguntarse ante el último e impenetrable misterio: “¿De dónde surge la conciencia? ¿Cómo se genera el pensamiento? ¿Es la materia, es la química o es la electricidad?”.

Mucho más cercano a una confesión personal que a una autobiografía complaciente con el autor, este libro —cuyo título se inspira en el juramento hipocrático— supone un auténtico alarde de valentía y de honestidad intelectual, un relato vibrante y luminoso que logra remover nuestros sentimientos más profundos y ensanchar nuestro umbral de sabiduría y compasión.

Consultorio Médico en Aragón, de Ignacio Paricio Frontiñán

Mi Biblioteca

Consultorio

Hace años reposa en las estanterias de mi biblioteca un librito del doctor Ignacio Paricio Frontiñán en el que se narran anécodotas recogidas en su consulta en su quehacer diario como profesional médico.
Mientrás buscaba e investigaba etiologías y patogenias en su interrogatorio al paciente oía alguna expresión, alguna frase en el más auténtico y rotundo aragonés, que apuntaba en el ángulo superior de la historía clínica. De ese particular archivo surgió con el tiempo esta recopilación, publicada y editada por el Ilustre Colegio de Médicos de Zaragoza que constituye una verdadera joya de la medicina aragonesa.
Al final del libro concluye el autor con un Diccionario terminológico médico aragonés en el que se hace eco de cuantas voces de naturaleza médica y paramédica, oyó a lo largo y ancho de su larga tarea como médico en Aragón.
Me tomo la libertad de acercaros unas de estas perlicas que recoge el libro reseñado.
Un arrechucho es un dolor de cólico y en general cualquier dolencia abdominal, y tener mala gana es encontrarse mal. Si duele la cabeza, se dice que hace mal la cabeza y al dolor en general dicen que es hacer mal alguna cosa. Tener una desgana es sufrir un mareo. Y a la lipotimia se la define diciendo que le ha dao un hacia dentro.
Muy recomendable para los jóvenes médicos que quieran ejercer en Aragón. Totalmente imprescindible. Si no lo lee se puede quedar con cara de alelao.

La Ley de Murphy para médicos, de Arthur Bloch

Mi Biblioteca

La-ley-de-Murphy-para-médicos-001

Todos habréis oido hablar, en algún momento de la Ley de Murphy. Si…aquella que dice que ” Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Pues bien, aquí os dejo un libro que trata sobre esta ley pero….para médicos. Un librito interesante que no debe faltar en la biblioteca de cualquier “galeno”.

Arthur Bloch ha estudiado, con la agudeza y el humor que le caracteriza, el mundo de los médicos, los hospitales, las enfermeras, los pacientes… He aquí algunas de las leyes que ha formulado:

Ley de Meltzer sobre el diagnóstico: “El hecho de que su paciente mejore no demuestra que su diagnóstico sea correcto”.

Ley de Stettner para cirujanos”: “Nunca diga ¡vaya por Dios! si su paciente todavía está consciente”.

Ley de Malek sobre la prosa médica: “Toda idea sencilla se puede expresar de la forma más complicada”.

Ley del trabajo de laboratorio: “El vidrio caliente tiene la misma apariencia que el vidrio frío”.

Ley de Melnick para los internos: “Si le sale bien a la primera, intente no parecer demasiado sorprendido”.

Principio de Lyall para pacientes: “Sólo porque el médico sepa el nombre de su enfermedad no significa que sepa lo que es”.

El libro recoge una nueva colección de leyes inexorables, tan hilarantes como la propia Ley de Murphy, que han convertido al autor en un clásico moderno del humor.

La Casa de Dios, de Samuel Shem

Mi Biblioteca

La Casa de dios

¿Alguna vez has soñado con ser médico? ¿Te gustaría que alguno de tus hijos lo fuera? En ese caso, quizás no es buena idea que leas La casa de Dios. Eso sí, si después de leer este libro tu vocación sigue intacta, no lo dudes, ser médico es lo tuyo.

Samuel Shem es el pseudónimo del psiquiatra Stephen J. Bergman, y en su primera novela, La casa de Dios, construye una historia cargada de sátira sobre los horrores y absurdos de la profesión de médico.

Con un estilo directo y cargado de humor negro narra cómo los internos de primer año de un prestigioso hospital enfrentan e intentan asumir la ingente responsabilidad de curar pacientes e, incluso, salvar vidas, en un trabajo que no admite errores.

Cada a uno a su manera intenta sobrevivir a la presión, los fracasos, los triunfos y el cansancio físico y mental, ya sea deshumanizándose, haciendo todas las pruebas y procedimientos médicos posibles, no haciendo nada en absoluto y, la mayoría, recurriendo al sexo con las enfermeras y al alcohol.

Por tanto, Shem da una visión nada glamurosa de la vida de los médicos, grotescamente divertida, y muy alejada de la imagen tradicional del “buen doctor”. Retrata a los médicos como lo que son, seres humanos con virtudes y defectos como cualquiera. Y eso es precisamente lo más interesante del libro, que no suele ser esta una visión que tengamos a menudo.

El estilo narrativo de la obra es ágil, preciso, no deja que decaiga el interés ni afloja el ritmo en ningún momento. Desde el principio empatizas con el protagonista, cuya vida tiene mucho en común con la del propio autor, incluso cuando te horrorizan las experiencias por las que pasa o las decisiones que toma.

Texto: Tinta al Sol (Yolanda González Mesa)

Opinión: La casa de Dios de Samuel Shem

 

 

 

Un antropólogo en Marte, de Oliver Sacks

Mi Biblioteca

Sacks

Oliver Sacks lleva años divulgando la neurología y volviéndola asequible al lector. En contra de lo que pudiera parecer, los temas que trata no son nada aburridos, sino apasionantes, quizás porque tratan de la esencia misma de nuestro cerebro. Dejando de lado los tecnicismos neurológicos, siempre presenta casos insólitos, increíbles, de pacientes que por una u otra razón no pueden llevar una vida como diríamos “normal”.

En Un antropólogo en Marte, asistimos al caso de un cirujano con síndrome de Tourette que es perfectamente capaz de operar si está bien concentrado, pero al que se le escapan palabras y tics raros cuando hace su vida cotidiana; al de un pintor de memoria fotográfica de mucho talento, pero incapaz de relacionarse socialmente debido a su autismo; al de un artista que después de un accidente tiene que aprender a convivir con un mundo en blanco y negro; al de un hippie que en los 70 se unió a los Hare Krishna, se creyó que vivía profundas experiencias religiosas y en realidad padecía un tumor cerebral que le destruyó toda la memoria posterior a 1968…

Los casos que describe Sacks están entremezclados con amplias referencias a la cultura occidental, haciéndonos ver que la capacidad de readaptación de un hombre enfermo, o de una mente enferma, ha estado siempre dentro de nosotros. Y casi siempre triunfa, de una manera imprevista, pero triunfa. Los retazos de poesía, de filosofía, que Sacks deja entrever en sus relatos ayudan a que sean más digeribles y más interesantes. Con neurólogos como éste, uno casi puede creer que los misterios del cerebro humano están cada vez más cerca de conquistarse…

El médico hereje, de José Luis Corral

Mi Biblioteca

El médico hereje

“El médico hereje’, la novela del historiador zaragozano José Luis Corral, rescata la figura del aragonés Miguel Servet, “un adelantado de su tiempo” en la defensa de la libertad de opinión y religiosa en el sigloXVI, que el escritor considera “más necesaria que nunca” en los tiempos que corren (Heraldo de Aragón)
Corral reconstruye la convulsa Europa de la Reforma protestante y traza el perfil humano de un Servet al que dibuja como un adelantado de su tiempo, no solo por sus descubrimientos sobre la circulación  sanguínea, sino principalmente por su defensa de la libertad de opinión y religiosa; y también por su carácter como médico que, entre otras cosas, le llevaron a crear un turno rotatorio por el cual los médicos de Vienne del Delfinado (Francia) se turnaban para asistir a los pobres que no podían pagarse la asistencia
sanitaria… Todo un ejemplo también para nuestro tiempo.