El mundo entero es Medicina, un dibujo de Pamen Pereira

ArsMedica

El mundo entero es medicina

El mundo entero es Medicina, dibujo de pan de oro y óleo. 75 x 105 cm. 2010

El mundo entero es medicina es el nombre genérico de un tema al que seguramente dedicaré algunos años : fondos dorados y montañas dibujadas con venas rojas, estableciendo una relación absolutamente dependiente del todo con las partes y las partes con el todo. Las venas forman el mismo recorrido que los ríos en la tierra, que las raíces o las ramas de un árbol o que éstas y la ramificación del sistema nervioso. Sabemos que es la comprensión de esta interrelación lo único que puede curar tanto a la humanidad como al individuo en la relación con su existencia en la Naturaleza. Todo funciona como una gran red de conexiones”.

Pamen Pereira

Anuncios

Metamorphosis, de Natalie Holland

ArsMedica

Metamorphosis

Metamorphosis presenta a una mujer que se mira en el espejo después de una mastectomia. Holland la comenta: “La mujer que mira su reflejo en un espejo del baño contempla su imagen que ya no la refleja de nuevo de la misma forma. Tal vez la cirugía ha salvado la vida(…) pero no hay cirujano que nos puede salvar de la verdad.”

Y tenia corazón, un óleo de Enrique Simonet

ArsMedica

anatom_corazon

El puritanismo de la época permitió representar el desnudo de una bella joven dándole un sentido moral muy del gusto de la época). Muerta prematuramente, el médico que realiza la autopsia parece sorprenderse de que esta mujer “de la calle” tuviese corazón. El pintor incluso podría querer explicar al público burgués de los salones que, incluso en las personas de los estratos más bajos de la sociedad puede encontrarse un buen corazón.

Los médicos de la leprosería de Ansterdam, un óleo de Ferdinand Bol

ArsMedica

leprosería

Los médicos de la leprosería de Amsterdam (1647). Ferdinando Bol. Óleo sobre lienzo. 224 x 310 cm. Rijksmuseum. Amsterdam.

Se presenta ante un grupo de médicos a un niño afecto de tiña. Hoy sabemos que este cuadro clínico corresponde a un favus o tiña favosa, causada por un hongo dermatofito, Trichophyton schoenleinii (Schönlein y Remak, 1834). Esta tiña se presenta con eritema, inflamación y alopecia,síntomas comunes a todas las tiñas. En el favus además se observa la formación de un exudado seroso que finaliza por formar costras, llamadas cazoletas fávicas o escútulas, de consistencia muy friable, y de olor repulsivo (según los libros clásicos, “olor a nido de ratón“). El favus suele dejar como secuela una alopecia cicatricial permanente.

Leer más en el blog de Xavier Sierra

Alegoría de la misión del médico, de Luca Signorelli

ArsMedica

Alegoria del médico

Alegoría de la misión del médico (boceto), de Luca Signorelli

“El médico debe curar a veces, aliviar a menudo y confortar siempre”. E.L.Trudeau
Luca Signorelli, llamado Luca da Cortona; Cortona, c. 1445/1450- id., 1523) Pintor italiano. Discípulo de P. della Francesca, pronto se interesó por el arte florentino. En 1482 marchó a Roma para participar en la decoración de la Capilla Sixtina (Testamento, Muerte de Moisés). De regreso a su ciudad natal, realizó sus primeras obras de madurez, caracterizadas por formas angulosas, colores intensos y un talento dramático en el uso de la luz. Entre 1480 y 1490 realizó numerosas obras, con composiciones cada vez más complejas, que desembocarían en su actividad como fresquista en los grandiosos ciclos del claustro de la abadía de Monte Oliveto y, sobre todo, en los de la capilla de San Bricio en la catedral de Orvieto. Entre sus trabajos posteriores cabe recordar el políptico de Acervia (Brera, Milán) y La comunión de los Apóstoles (Museo Diocesano, Cortona). Su estilo conjuga el dinamismo lineal florentino con la espacialidad luminosa de P. della Francesca; su exaltación de la plasticidad del cuerpo humano, en composiciones de fuerte dramatismo, representan un precedente de la pintura de Miguel Ángel.

El Doctor, de Luke Fieldes

ArsMedica

El Doctor

El doctor, de Luke Fildes. The Tate Gallery. Londres

El médico ante el enfermo, en lucha contra la enfermedad, es el tema del cuadro, bien conocido de Luke Fildes. El patetismo de la escena lo acentúa el ser un niño su protagonista: ante él un doctor asiste , atento, al curso de la dolencia. Con la fidelidad propia del realismo se nos muestra cómo mientras fue pobre la eficacia de las armas terapéuticas la práctica del quehacer curador se hacía muchas veces penosa pues el médico se veía reducido a ser mero espectador de la lucha entablada entre la enfermedad y las fuerzas defensivas del paciente. En la alta noche el doctor del cuadro de Fildes parece meditar sobre los signos y síntomas que presenta el enfermo en la búsqueda precipitada pero tranquila del diagnóstico o sobre la limitación de sus recursos sanadores; con el gesto del profesional se corresponde el rostro angustiado del familiar que emerge de las sombras en que se desvanece el ámbito hogareño donde acaece lo que el
espectador contempla.
Sin duda, se trata de uno de los cuadros que personalmente más me impresiona como médico y amante de la pintura.

Primera y última Comunión, óleo de Cristobal Torres

ArsMedica

Rojas

La primera y última comunión, de Cristobal Rojas, óleo sobre tela de 200 x 250 cm (1888). Galeria de Arte Nacional. Caracas (Venezuela)

El motivo de este cuadro  es la muerte y primera comunión de una niña pobre, ataviada con un vestido blanco fantasmagórico y acompañada de sus familiares.

Esta obra sigue el alto grado de pesimismo y desesperanza que Rojas presenta en esta etapa de su carrera, trabajando con colores oscuros: ocres, tierras, y marrones, para manipular el claroscuro y obligar al espectador a sumirse en el dolor y patetismo de las preocupaciones y desilusiones de la clase humilde.

Antes del pinchazo, de Norman Percevel Rockwell

ArsMedica

Antes del pinchazo

Norman Percevel Rockwell (1894-1978) fue un ilustrador, fotógrafo y pintor norteamericano célebre por sus imágenes llenas de ironía y humor.
Esta es una de las ilustraciones más entrañables de cuantas realizara Norman Rockwell. Ocupó la portada del “Saturday Evening Post”, el 15 de marzo de 1958 y representa a un niño en una consulta que, encaramado en una silla y con los pantalones a medio bajar, espera a que el doctor le ponga una inyección.
Es una obra en la que llama la atención las actitudes debido a su inmediatez. En su época se especuló con la posibilidad de que el pintor utilizara fotografias, como muchos colegas suyos. No obstante el lo negó rotundamente.
“Antes del pinchazo”, de Norman Rckwell, 1958. Óleo sobre tela 25 x 27,5 c,. The Norman Rocwell Museum. Stockbridge. Massachusetts (Estados Unidos)

La carta inconclusa, de Vasily Vereshchagin

ArsMedica

Carta inconclusa

“La carta inconclusa” refleja una escena patética: el dictado de la carta se interrumpe al producirse la muerte. La enfermera tiene apoyada su mano derecha sobre la mano del soldado ya inconsciente. Su rostro denota la tristeza y la angustia que le ha producido este hecho.
Óleo sobre lienzo.(1901) Sobre la Guerra de Filipinas. Vasily Vereshchagin