Carlos, Rey emperador. Un libro de Laura Sarmiento

Mi Biblioteca

Carlos

¿Cómo se convirtió un joven taciturno y sin brillo en uno de los hombres más poderosos que ha conocido Europa a lo largo de los siglos? ¿Cómo aquel que hablaba «menos en un mes de lo que Lutero habla en un día» pudo erigirse en campeón de la cristiandad y gobernar un imperio de proporciones tan extraordinarias como diverso? ¿Cómo fue capaz de hacerlo, enfrentado además a rivales tan taimados y poderosos como Francisco I, Solimán el Magnífico, Enrique VIII e incluso los sucesivos moradores de la Santa Sede? ¿Y de qué modo sus deberes chocaron con el amor profundo que sentía por la emperatriz Isabel de Portugal? La novela Carlos, Rey Emperador nos lo cuenta… Una gran novela sobre una época fascinante de nuestra historia: la formación del Imperio español. Nieto de los Reyes Católicos e hijo de Juana la Loca y de Felipe el Hermoso, educado en el extranjero, esposo enamorado y padre de Felipe II, Carlos V es uno de los personajes más asombrosos de la historia. Este libro es la novela de la serie, escrita por su misma guionista, Laura Sarmiento Pallarés

No es un libro histórico, es un libro sobre “Carlos, el Rey Emperador”, una serie de televisión que ha merecido buenas criticas por parte del público y de los profesionales. En su lectura se profundiza en una época poco conocida por loe españoles y que bien merece el esfuerzo realizado. No se debe buscar exactitud histórica,  su objetivo es una aproximación a nuestra historia y adentrarnos en el pasado de Europa.

Anuncios

Arco y casa del Deán (Zaragoza)

Rincones zaragozanos

Zaragoza Arco del Dean

Se trata de uno de los rincones más pintorescos de la ciudad de Zaragoza. Se localiza al lado de la Catedral de La Seo del Salvador.

La Casa del Deán tiene tres plantas entre las que se distribuyen diferentes dependencias. La planta baja consta de un patio y vestíbulo de entrada. La planta noble se destina a las habitaciones privadas y un gran salón. En la planta superior se disponían las habitaciones de huéspedes, dotada de importantes estancias: la Sala de Música, Sala de tapices o la Salita Pompeyana.

La Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragon y Rioja rescato para la ciudad, librandola de una ruina segura, la Casa y el Arco del Deán, en cuyo interior, como demuestra el profesor Olivan Bayle en su esplendida monografia se fraguo parte importantisima de la historia de Zaragoza.

Zaragoza. Arco del Dean. Detalle

El deán, segunda persona en importancia dentro del cabildo catedralicio, después del prelado, decidió construir en 1293 un arco que uniese la catedral y su nueva casa.

El arco fue reformado entre 1585 y 1587 a cargo del prior Juan Antonio Romero. Fue entonces cuando se llevó a cabo el mirador de ventanas de arcos en ajimez de tradición plateresco-mudéjar con tracerías de mano de obra probablemente morisca.

Su gran deterioro hizo que en 1958 se emprendiera una completa reforma, que fue llevada a cabo por Teodoro Ríos Balaguer y Teodoro Ríos Usón. El resultado fue una reconstrucción casi de nueva planta donde se utilizaron los elementos previamente existentes y se incorporaron otros para conseguir un resultado convincente en su recuerdo del arco original. Esta actuación obtuvo el Trofeo Ricardo Magdalena de ese año.

El arco apuntado data, como queda dicho más arriba, de 1587 y sobre él destaca un mirador con tres airosos ventanales de tradición gótico mudéjar que dan a la plaza de San Bruno. El fino trabajo de yesería recuerda el de las puertas y ventanales del palacio de los Reyes Católicos de la Aljafería, que data de fines del siglo XV.

Actualmente es propiedad de Ibercaja, convertida en centro que alberga las obras de su patrimonio artístico y utilizada como residencia de visitantes ilustres de Zaragoza.