La huella del caballo de Santiago (La Iglesuela del Cid, en Teruel)

Tradiciones y Leyendas de Aragón

Ermita

Santuario de la Virgen del Cid, en La Iglesuela (Teruel)

La leyenda recoge que el Campeador estaba librando una batalla junto a la ermita que hoy se llama Virgen del Cid, donde se levantaba el pueblo de Torrenubes, ya abandonado. Cuando Rodrigo Díaz de Vivar estaba a punto de ser derrotado, se le apareció el apóstol Santiago, portando la cruz de San Jorge, para ayudar a los cristianos a vencer en la batalla. Desde la peña del Morrón el caballo del Apostol dió un salto que llegó hasta uno de los peirones que aún se conservan y dejó la marca de su huella (la leyenda confunde el caballo de Santiago y a Babieca, pero que más da cuando una batalla que estaba perdida se ganó por intercesión del Apóstol)

Peña

La Peña del Morrón desde el solanar de la Hospederia de La Iglesuela

El milagro enardeció a las tropas cristianas y confundió a los moros, quienes terminaron derrotados. La ayuda del Hijo del Trueno, Santiago el de Zabedeo, había resultado decisiva. De aquella hazaña se guarda sún memoria, ya que el caballo, tras el vertiginoso salto, dejó la huella grabada de su pata izquierda en una roca.

peiron

Uno de los peirones localizados en las cercanias de la Ermita de la Virgen del Cid

Fotografias joseacuenca

El loco, una acuarela de Pablo Picasso

ArsMedica

Picasso  El Loco

El Loco, de Pablo Picasso (1904). Acuarela sobre papel 85 x 35 cm -dos fragmentos- (dedicada “a mi buen amigo Sebastián Junyent”). Perteneciente a la colección Sebastiá Junyent. Museu Picasso de Barcelona.
Obra perteneciente a la “época azul”. Picasso representa a un personaje en donde el gesto de la enfermedad es manifiesto: rictus del rostro, barba descuidada, cabello enmarañado, delgadez extrema y los harapos que le cubren hacen de esta obra con unos trazos simples pero dignos de un maestro un retrato de la enfermedad

Artritis psoriásica, un post de “Mi viejo maletin”

Medicina y Salud Pública

ARTRIT~1

La artritis psoriásica es una forma de inflamación crónica de las articulaciones que se caracteriza por enrojecimiento, hinchazón y dolor de las articulaciones afectas.La artritis psoriásica afecta fundamentalmente a las articulaciones de los dedos de manos y pies, la columna lumbar y sacra, las muñecas y las rodillas. En algunos casos, si no se trata, puede provocar daños irreversibles en las articulaciones.

Entre el 10 y el 30% de las personas que tienen psoriasis desarrollan artritis, y ésta puede manifestarse en cualquier momento, aunque su aparición es más probable entre los 30 y los 50 años. No se puede saber de antemano quién tendrá artritis psoriásica, ya que no hay análisis de sangre que permita predecirlo. La gravedad de la artritis no tiene que ver con la extensión de la afectación cutánea.

Sin embargo, se sabe que las personas con psoriasis más graves y con afectación ungueal más importante tienen más probabilidades de padecer artritis.

Campillo de Aragón (Zaragoza)

Pueblos de Aragón

Peiron

A 40 km de Calatayud y a 129 de la capital de la provincia es uno de los pueblos más altos de Zaragoza (1055 m. sobre el nivel del mar).

No se sabe con exactitud los orígenes del pueblo aunque algunos datos están documentados. La llegada de los caballeros Sanjuanistas es anterior a 1446, si bien la fortaleza situada en la actual iglesia de San Juan es anterior a 1129, año en el que Alfonso I “El Batallador” conquista Molina (actual Molina de Aragón). La reforma económica llevada a cabo en Aragón en 1446, arroja alguna luz sobre la antigüedad del pueblo.

En esta fecha, las Cortes de Zaragoza dan plenos poderes al arzobispo, y al Justicia de Aragón para nombrar “Sobrecullidores, y reglamentar sus atribuciones. Se nombran seis “Sobrecullidas”; Alcañiz, Huesca, Jaca, Montalbán, Tarazona y Teruel, quedando Campillo integrado en la de Tarazona. Este hecho nos indica que en esas fechas Campillo ya era una localidad “tenida en cuenta”. Este dato puede ser significativo, que entre las seis “Sobrecullidas” nombradas reunían tan solo 176 municipios, siendo Campillo, junto a Jaraba (Xaraba) las únicas localidades de la zona, que disponían de “cullidor”, no estando incluidas localidades como Nuévalos, Ibdes, Calmarza o Cimballa.

Leer más

Arco y casa del Deán (Zaragoza)

Rincones zaragozanos

Zaragoza Arco del Dean

Se trata de uno de los rincones más pintorescos de la ciudad de Zaragoza. Se localiza al lado de la Catedral de La Seo del Salvador.

La Casa del Deán tiene tres plantas entre las que se distribuyen diferentes dependencias. La planta baja consta de un patio y vestíbulo de entrada. La planta noble se destina a las habitaciones privadas y un gran salón. En la planta superior se disponían las habitaciones de huéspedes, dotada de importantes estancias: la Sala de Música, Sala de tapices o la Salita Pompeyana.

La Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragon y Rioja rescato para la ciudad, librandola de una ruina segura, la Casa y el Arco del Deán, en cuyo interior, como demuestra el profesor Olivan Bayle en su esplendida monografia se fraguo parte importantisima de la historia de Zaragoza.

Zaragoza. Arco del Dean. Detalle

El deán, segunda persona en importancia dentro del cabildo catedralicio, después del prelado, decidió construir en 1293 un arco que uniese la catedral y su nueva casa.

El arco fue reformado entre 1585 y 1587 a cargo del prior Juan Antonio Romero. Fue entonces cuando se llevó a cabo el mirador de ventanas de arcos en ajimez de tradición plateresco-mudéjar con tracerías de mano de obra probablemente morisca.

Su gran deterioro hizo que en 1958 se emprendiera una completa reforma, que fue llevada a cabo por Teodoro Ríos Balaguer y Teodoro Ríos Usón. El resultado fue una reconstrucción casi de nueva planta donde se utilizaron los elementos previamente existentes y se incorporaron otros para conseguir un resultado convincente en su recuerdo del arco original. Esta actuación obtuvo el Trofeo Ricardo Magdalena de ese año.

El arco apuntado data, como queda dicho más arriba, de 1587 y sobre él destaca un mirador con tres airosos ventanales de tradición gótico mudéjar que dan a la plaza de San Bruno. El fino trabajo de yesería recuerda el de las puertas y ventanales del palacio de los Reyes Católicos de la Aljafería, que data de fines del siglo XV.

Actualmente es propiedad de Ibercaja, convertida en centro que alberga las obras de su patrimonio artístico y utilizada como residencia de visitantes ilustres de Zaragoza.

Jeep Willy´s Ambulancia

Medios de Transporte de Enfermos y Heridos

Jeep_Willys_ambulancia

Imagen

Mucho tiempo ha pasado desde que George Catlett Marshall militar y político estadounidense, jefe del Estado Mayor del Ejército durante la Segunda Guerra Mundial y Secretario de Estado norteamericano definió a este vehiculo 4 x 4 como “La mayor contribución de los Estados Unidos de América a las operaciones de guerra modernas” y se refería al Jeep Willys ya fuera en su versión ambulancia, vehículo ametralladora, camioneta, transporte de munición…etc.

transporte de heridos

Al final de la Segunda Guerra Mundial se habían fabricado la ambiciosa cifra de 660.000 jeeps “Willy”. La empresa Willys-Overland Motors produjo 361.349 unidades, Ford un total de 277.896 y Bantan Car Company unas 20.675.

 ITALERI-0326-JEEP-AMBULANCE
Recreación

Factor reumatoide, un post de “Mi viejo maletin”

Medicina y Salud Pública

artritis

El factor reumatoide es una prueba que mide la presencia y nivel de la IgM específica contra las inmunoglobulinas IgG anormales, producidas por los linfocitos de la membrana sinovial, de las articulaciones de personas afectadas por la artritis reumatoide. Los anticuerpos son proteínas normales en la sangre que son parte importante de nuestro sistema inmunológico. El factor reumatoide es un anticuerpo que no está normalmente presente en el individuo normal.

La prueba de factor reumatoide se utiliza comúnmente como una prueba de sangre (se utiliza sangre venosa) para el diagnóstico de una enfermedad crónica, la artritis reumatoide. El factor reumatoide está presente en aproximadamente el 80% de los adultos (pero una proporción mucho menor de los niños) con artritis reumatoide.

Leer más

Lumbalgia, un post de “Mi viejo maletin”

Medicina y Salud Pública

lumbalgia

La lumbalgia se merece un estudio aparte dentro de la Traumatología por varias razones:

– Por su alta prevalencia: el 80% de la población ha sufrido, al menos, un episodio de lumbalgia, y por ello es la segunda causa más frecuente de consulta en atención primaria.

– Por su etiopatogenia: hoy en día ya no se puede aplicar a la lumbalgia el antiguo modelo “organicista” que relaciona el dolor a una causa orgánica única. Las roturas fibrilares paravertebrales, esguinces lumbares, hernias discales, síndromes facetarios, no sirven para explicar la etiopatogenia de las lumbalgias, dado que el 90% son inespecíficas, es decir, de origen desconocido. Por ello, nuestra labor diagnóstica se centrará en un primer momento en descartar las posibles y poco frecuentes causas que sí son orgánicas. En la actualidad la lumbalgia se ubica en el marco de las alteraciones biopsicosociales. Así, el dolor de espalda produce impotencia funcional importante con una repercusión psicológica aún más importante en el paciente, que le lleva a adoptar una actitud de “enfermo de la espalda” para el resto de sus días.

– Porque, aunque el 90% de las lumbalgias agudas mejoran en un mes de manera espontánea, el papel del médico de AP es fundamental en su tratamiento. Por otro lado, pocas terapias han podido demostrar (mediante estudios controlados de calidad) ser efectivas. Con todo ello se deduce que el tratamiento se enfocará al control del dolor y sobre todo en ganarse la confianza del paciente para evitar que caiga en la espiral de la medicalización y cronificación de la lumbalgia.

Partiendo de estas premisas enfocaremos el estudio de la lumbalgia en dos aspectos:

– Descartar causas potencialmente graves de lumbalgia.

– Tratar el dolor y evitar la cronificación del paciente (como contraposición a la cronificación de la lumbalgia).

Leer más

Anciano afligido, de Vincent Van Gogh

ArsMedica

van-gogh

Anciano afligido, de Vincent Van Gogh, un óleo sobre lienzo, conservado en Museo Kröller Müller.
Un anciano junto al calor de la chimenea parece enjugarse las lágrimas; la tristeza y el paso del tiempo protagonizan este bella imagen.
La pincelada empleada es suelta y vibrante, ocupando toda la superficie pictórica para crear una imagen llena de intensidad y pena. Los tonos verdes, amarillos y azules parecen mostrar una nota de esperanza que posiblemente el anciano y el propio Vincent encuentren en la religión.
La pintura ayudó  al artista a sobrellevar su soledad, que lo atormenta durante su vida. Así buscó refugio en sus pinceles, el tabaco y el alcohol. No logró formar una familia. Se supone que se relacionó con prostitutas de burdeles.
La cuestión de la visión de los colores en su obra ha llamado la atención no tanto a los historiadores de arte sino a neuropsiquiatras o a oftalmólogos, en busca de discromatopsias, la dificultad en la percepción de los colores (popularmente conocido como daltonismo) y incluso se ha llegado a sugerir que sufría una xantopsia, una alteración en la percepción de los colores en la cual todos los objetos visibles tienen aparentemente un tono amarillento.

Molinos (Teruel) un post de “Esta tierra es mi Aragón”

Pueblos de Aragón

Desde el interior de la Iglesia

Molinos se localiza en el Maestrazgo turolense y en su término municipal se hayan las denominadas “Grutas de cristal”. A 174 kilómetros de la capital de la provincia, está situado en la falda de un monte a cuyos pies discurren las aguas de los rios Papel y Fuentes.

Las cuevas se descubrieron el 31 de abril de 1961 por tres jóvenes instructores de la Comisión Nacional de Exploraciones Subterráneas que viajaron desde Barcelona para conocer Ejulve y la Sima Muela de Molinos. Al regresar al pueblo, les llamó la atención un agujero que los vecinos aseguraban que era una guarida de zorra. Tras remover la tierra con sus propias manos, la corriente de aire hizo pensar a los investigadores que podía haber algo interesante.

Leer más